PROYECTOS EDUCATIVOS

Proyecto Educativo Eureka

El proyecto educativo Explora Natura Emprende – mi primer Plan de negocios es parte de un programa de innovación educativa ideado por la asociación El Amonite para la Comunidad Autónoma de Andalucía, España.

Schumpeter, el autor de clásicos de la economía, define el concepto de Gerente de empresa como una persona que es diferente, que toma riesgos, que apuesta, quien tiene ideas y es dinámica. Un empresario no es muy diferente de la empresa.

Varios estudios han demostrado que es posible facilitar el emprendimiento o crear entornos propicios para la aparición de emprendedores.
Asimismo, se ha demostrado que existe una correlación entre una alta tasa de actitudes emprendedoras y el desarrollo económico de las regiones (Beugelsdijk, Noorderhaven, 2002); así como que el emprendimiento es el núcleo de la ventaja competitiva de los países que pertenecen a las Naciones Unidas (Porter, 1990).

Hay mecanismos, herramientas y estructuras que pueden utilizarse para crear ambientes emprendedores: capital riesgo, incubadoras de empresas, formación… pero lo más importante para garantizar la creación de una cultura emprendedora es educar desde edades tempranas sobre el ámbito empresarial en la escuela.

A partir de las definiciones de “espíritu emprendedor” (Kangaharju, 2000), “capital humano emprendedor” (Georgellis y pared, 2000) se han identificado habilidades y capacidades tales como la proactividad, propensión al riesgo y autoeficacia. La metodología para el cambio propuesto en este proyecto tiene el objetivo de promover el desarrollo de comportamientos emprendedores por medio de una práctica pedagógica donde se entrelazan los conceptos con la experimentación activa y la experiencia de cada individuo.

JUSTIFICACIÓN DEL PROGRAMA

De un emprendedor se espera que para desarrollar cualquier tipo de negocio, en primer lugar tendrá que desarrollar buenas habilidades de ventas, experiencia financiera y auto-motivación. Teniendo en cuenta que un negocio sin clientes no funciona, el empresario debe poseer habilidades altamente desarrolladas a nivel de análisis de tendencias de mercado y eficaz implementación de estrategias de marketing y ventas.

Es muy importante el compromiso de los actores involucrados en la formación/educación para fomentar el emprendimiento entre los jóvenes,
proporcionando – a través de un fuerte énfasis en la formación – las habilidades necesarias que le permitan construir estructuras competitivas adecuadas y adaptable a esta nueva era en la que debe ser imperante la responsabilidad, gobernabilidad, transparencia y buenas prácticas sociales.

Según Chris Curtis, experto en emprendimiento y gurú, la ventaja de la educación para el emprendimiento es que mejora la educación sí misma en muchos casos.
Una de las principales quejas de los estudiantes es “¿por qué tengo que aprender esto si nunca voy a usarlo? “. La conformación del nuevo sistema, del novedoso paradigma que se está formando y que está transformando el mercado laboral global hace del trabajador autónomo, la nueva figura principal, por lo que la relevancia de estos conocimientos es inmediata.

Las actitudes que se forman con el espíritu empresarial se basan en la acción. En otras palabras, este tipo de educación produce actitudes emprendedoras y prepara a los jóvenes para la vida después de la escuela. Lo que hace este tipo de disposición educativa sea extremadamente eficaz es el hecho de que se basa en actividades y experiencias, en lugar de un enfoque más teórico. El plan de estudio que se ha desarrollado en este proyecto proporcionará una participación efectiva y multidisciplinaria junto con una experiencia pedagógica diseñada para apoyar a los estudiantes en el descubrimiento y desarrollo de las cualidades, características y actitudes de los emprendedores exitosos.

Las actividades propuestas en el proyecto mejoran la participación de los estudiantes alentándolos para plantear preguntas, aceptar desafíos, explorar nuevas ideas, ser innovadores y creativos y divertirse al mismo tiempo que aprenden. El propósito del proyecto mi primer Plan de negocio no es establecer un negocio, lo que pretende el proyecto es fomentar un espíritu y actitudes emprendedoras dentro de un contexto educativo, centrándose en el desarrollo personal, adquiriendo características y cualidades, así como las habilidades y conocimientos.

Por lo tanto, el objetivo principal del proyecto educativo Eureka es que alumnos, ayudados por sus profesores y padres comiencen a adoptar una estructura empresarial en la mente y potencien el desarrollo de la cualidades emprendedoras que muchos ya poseen, aunque esté inactivo.

Se podría decir que la forma más efectiva de aprender es relacionando lo estudiado con situaciones reales, que son de alguna manera representativas de las situaciones que los estudiantes puede encontrar en el futuro y donde tendrán que utilizar los conocimientos y habilidades que han adquirido (De Corte, 1994). Tal forma de aprendizaje estimula las habilidades y la predisposición de los individuos, que consideran el aprendizaje no como un proceso pasivo, sino como un proceso de construcción de conocimiento significativo (Miranda, 1999).

El objetivo del proyecto educativo Eureka Junior es aprovechar las actitudes emprendedoras de niños y jóvenes por medio de actividades secuenciales y aplicando una metodología en torno a la innovación y la creatividad. Para conseguir este propósito, se realiza una simulación sencilla a través de una serie de actividades en las que se establece un objetivo bien definido.

Un empresario necesita estructurar su idea de negocio de manera objetiva, transparente y rigurosa al comenzar un negocio. Es muy importante que la idea de negocio está bien definida, sea rigurosa y esté bien presentada. El documento en el que se plasma esta información es el plan de empresa, texto esencial en la defensa de una idea de negocio. Además te ayudará a financiar tu viaje de fin de curso.

OBJETIVO GENERAL

Fomentar la creación de actitudes emprendedoras en los niños y jóvenes de educación primaria y secundaria, a través de la realización de actividades que sean creativos y orientados al mundo real, mediante el uso de un programa de simulación empresarial.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Facilitar la adquisición de conocimientos sobre aspectos importantes del proceso de comenzar un negocio;
Permitir la experimentación con la puesta en marcha de una empresa ficticia;
Descubrir el liderazgo desde una perspectiva organizativa
Fomentar el trabajo en equipo desde edades tempranas entre el alumnado.
Aumentar el potencial creativo de los alumnos.

METODOLOGÍA

Está compuesta por un conjunto de tareas secuenciales con respecto a un conjunto de actividades que son necesarias para un proceso simplificado de puesta en marcha de un negocio. Se estipula una trayectoria simple, en siete etapas. La primera fase que consiste en el proceso de planificación estratégica y puesta en marcha se realiza con el grupo completo. A continuación, se divide la clase en grupos a los que se asigna de manera aleatoria una de las funciones empresariales y a la que se dedicarán por un periodo de tiempo determinado. Una vez finalizada la primera fase, cada grupo irá realizando las funciones asignadas y tendrán un responsable que irá rotando en cada etapa, de manera que todos el alumnado pasará por todas las funciones y en algún momento del curso será coordinador/a de su grupo.

TEMPORALIZACIÓN DEL PROGRAMA

FASE 1 (15 de septiembre – 15 de noviembre)

Entrenamiento del alumnado. Sesión 1 mañana.
Actividad 1 – Misión de la empresa
Actividad 2 – Definición de objetivos y Plan de marketing
Actividad 3 – Plan financiero
Actividad 4 – Responsabilidad Social Corporativa
Actividad 5 – Presentación del proyecto
Actividad 6 – Registro del negocio

FASE 2 (A partir del 15 de noviembre)

Comienzo de la venta de productos para financiar el viaje de fin de curso. Se propondrán una serie de productos para la venta y entre el alumnado se habrán decidido cuales son los más adecuados, teniendo en cuenta una investigación previa que se habrá realizado en la primera fase.