EL HOMBRE Y LA TIERRA (EL HOMBRE PRIMITIVO)

Esta parte del campamento tiene como objetivo mostrar a niños y niñas la dificultad de la vida hace 20.000 años, cuando no se disponían de las comodidades actuales y a valorar lo que tienen, conociendo la vida en el pasado. Remite a los jóvenes a una época en la que nuestra especie sobrevivía a partir de una ingeniería que puede parecer básica en la actualidad, pero que en su momento era muy avanzada, usando los recursos que la naturaleza brindaba de una manera muy sostenible.

Pincha aquí  para ver como vivía el hombre primitivo. Esta actividad es ideal y encanta a niños y niñas.

  • Práctica de paleontología
  • Fabricación de fósiles en escayola
  • Elaboración de pinturas rupestres con pigmentos naturales
  • Taller Homo Subbéticus. La cocina hace 20.000 años (horno bajo tierra)
  • Cestería

 

Las diferencias entre el hombre “primitivo” y  el hombre “civilizado” es insignificante en comparación con el abismo que existe entre los seres humanos y los animales. Él hombre “primitivo” tiene el control de sus impulsos, atención, originalidad de pensamiento, poder de razonamiento e incluso muestran la capacidad de reconocer comportamientos  sostenibles. Es una actividad muy divertida e instructiva, que no se la pierdan.